Una práctica escalera telescópica hará su tarea mucho más fácil. Para probar la practicidad de su escalera, asegúrese de que su mecanismo es flexible y simple. Un mecanismo flexible y no demasiado complejo le permitirá doblarlo o desplegarlo fácilmente, pero sobre todo reducir la necesidad de mantenimiento de las herramientas. La practicidad de la escalera telescópica también se refleja en su facilidad de uso, transporte y almacenamiento. Para ello, asegúrese de que su escalera sea ligera (entre 7 y 13 kg), que pueda reducirse varias veces su tamaño y que pueda caber en una pequeña bolsa de transporte. Este último se suele suministrar en el momento de la entrega.