La cámara experta no es tan potente como una cámara profesional pero tiene opciones y prestaciones que permitirán al aficionado ilustrado divertirse o al joven profesional empezar a un coste menor. Estamos en el rango de Canon 70D, 7D o Nikon D7100. Las cámaras semi-profesionales y pro podrán efectivamente hacer algunos ahorros en el cuerpo de la cámara para ser reinvertidos en objetivos de buena calidad. Si estás entre los fotógrafos profesionales y los aficionados exigentes, puedes considerar adquirir una cámara SLR de formato completo. Las Canon 6D y 5D, Nikon D610 o D810 ofrecen un rendimiento excepcional para presupuestos que van desde 1500 a 3000 euros de cuerpo desnudo (sin lente) En cualquier caso, si tiene que elegir, siempre prefiera invertir en una buena lente en lugar de un cuerpo. Es mejor montar una lente profesional en una cámara experta que una cámara profesional con una lente de calidad media.